Estás soñando con ofrecer lactancia materna a tu bebé que viene en camino? ¿O tal vez tu bebé ya nació y te estás dando cuenta que la cosa no es tan fácil como se ve en los libros?  Te dejo estos 6 detalles que debes saber antes de tirar la toalla.

1. La teta es MUCHO más que alimento. Tu bebé querrá mamar por muchas otras cosas distintas al hambre, así que no las confundas.

2. La leche materna se digiere más rápido y fácil que los sucedaneos (fórmulas) por eso muchos te van a decir “Ese muchachito tiene hambre! Se para a cada rato”. Usted no haga caso.

3. Lo que sí debes ver es si tu bebé tiene señales de hidratacióncomo orinar 6 veces mínimo en 24 horas, está tranquilo cuando come, cada tanto duerme y se despierta a comer.

4. Amamantar no debe doler. ¡No aguantes dolor! No es normal que duela y lo más seguro es que si hay dolor no hay una eficaz transferencia de leche humana a bebé.

5. No debes quitarte ningún alimento. Ve comiendo de todo y vas observando a bebé. La premisa es que nada le hace daño hasta que se demuestre lo contrario.

6. ¡Busca apoyo! Rodéate de gente que haya pasado por lo mismo que tú. Busca un pediatra formado en lactancia que te apoye en tu meta. Una Consejera o consultora de lactancia también podrá ayudarte a superar los problemas que se te puedan presentar.


Carla Seijas

Consejera de lactancia

WhatsApp chat