Siempre leemos que amamantar no debe doler, pero lo cierto es que es muy común que duela y las madres sufran, pero ¿Cuáles son las causas?

1. Mal enganche al pecho.
Si no logramos que la boca del bebé se acople bien al pecho de mamá puede haber dolor y bebé insatisfecho. 

▶¿Cómo se soluciona?
Estimula a bebé para que abra bien la boca (rozar su nariz con pezón ayuda). Apenas logres que abra la boca como si estuviese bostezando es el momento de traer a bebé hacia ti.
Recuerda que la boca de bebé debe abarcar areola de mamá y no solo pezón. (Mientras más areola inferior logré tomar en boca bebé mejor).

2. Mala postura de bebé.

Si el cuerpo de tu bebé no está bien posicionado puede ocurrir que el enganche no se logre profundo y como consecuencia se rompan los pezones + bebé cansado+ insatisfecho

 ▶¿Cómo se soluciona?

No permitas que tu bebé gire el cuello para encontrar el pecho. Al colocar su barriga frente a la tuya puedes lograr una posición cómoda para bebé. 

3. Confusión Tetina-pezón.

El bebé al nacer debe aprender a succionar, tragar y respirar en el pecho pero si le ofrecemos biberones lo que logramos es que no logré aprender nunca y comience a mamar del pecho como lo hace en el biberón. Consecuencia: Pezones rotos+ Bebé insatisfecho+ bebé que rechaza el pecho. 

▶¿Cómo se soluciona?
Elimina los biberones y si debes dar leche diferida usa cucharitas especiales para bebés o vasito y busca ayuda para retomar un buen enganche.

Carla Seijas

Conferencista internacional, Consejera y capacitadora en Lactancia Humana

WhatsApp chat